...

¿Necesitas una cerradura de seguridad para tus puertas? Ohmio es la solución más segura y te instalamos la cerradura llave en mano.

Ofrecemos OHMblue, la cerradura electromecánica con pestillo fijo. Su revolucionario sistema garantiza un cierre suave, seguro y con la protección que buscas en tu vivienda o comunidad de propietarios.

Una cerradura ideada para la tranquilidad de tu hogar

Abre con la maneta, con un pulsador o a distancia mediante el portero o vídeoportero.

Máxima seguridad, sistema antiforzado, suavidad y garantía en el cierre.

Todo esto hace que cada vez más particulares y comunidades de propietarios elijan nuestras soluciones para sus puertas de acceso

El secreto está en la suavidad

En el movimiento

Cuando la puerta (con el pestillo fijo) y el marco se encuentran para iniciar el cierre, su cruce se convierte en un movimiento suave: la parte eléctrica se retrae, libera el espacio suficiente para el pestillo y vuelve a colocarse en la posición de “puerta cerrada”, anclando el conjunto.

Garantía de cierre

Este suave movimiento, que no resulta tan sencillo en los dispositivos existentes hasta ahora, es el responsable de nuestro éxito. Porque hemos conseguido que la puerta cierre con garantías debido a esa suavidad con la que funciona nuestro conjunto, sin dificultades para los muelles cierrapuertas o para los operadores motorizados de puertas batientes.

Cierre automático

La cerradura se mantiene con la seguridad del cierre con llave gracias a su diseño y sistema electromecánico.

Resistente a apertura forzosa

El picaporte del sistema OHMblue impide la apertura mediante tarjetas, radiografías, tarjetas, palancas…

Aplicación domótica

OHMblue funciona con llave, como cualquier cerradura. Además, está preparada para funcionar con tu móvil.

Apertura fácil contra incendios

La seguridad es lo más valioso. Por eso, su mecanismo está diseñado para que funcione de forma sencilla en caso de incendio.

Máxima seguridad contra incendios e intrusos

El mecanismo de cierre de OHMblue permite un cierre total con el pestillo, impidiendo que la puerta se quede a medio cerrar. Esto garantiza una mayor tranquilidad a la hora de evitar la llegada de intrusos en la vivienda o comunidad.

A su vez, desde dentro puede abrirse tranquilamente a través de la maneta, desbloqueando de forma automática su mecanismo y permitiendo su apertura. Se trata de una medida de seguridad antiincendios acorde a la normativa y muy útil en situaciones de riesgo.

¿Tienes dudas?