...

OHMBLUE, LA CERRADURA IDEAL PARA PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA

OHMblue combina suavidad y solidez como ninguna otra cerradura lo hizo antes. Una suavidad que la convierte en la cerradura ideal personas con movilidad reducida o ancianos y se traduce en más autonomía, independencia y autoconfianza. Como administrador, ¿a qué esperas para saber todo sobre la cerradura que hace la vida más fácil a aquellos vecinos con problemas de movilidad?

Los 28 grados que darán un giro en su vida

Es posible que demos por sentado hacer algo tan simple como girar la maneta. Pero, para personas que padecen artritis o artrosis, se están recuperando de un accidente cardiovascular o que padecen alguna condición que les limite el movimiento, el recorrido que hacen con la mano para girar la maneta puede convertirse en un calvario. Por eso hemos diseñado una cerradura que garantice una apertura con un giro de tan solo 28 grados, el mínimo requerido para que sea posible desanclar el conjunto sólido de OHMblue.

Menos exigencias para el muelle cierrapuertas y motores de puertas automáticas

La acción de retraer el pestillo con la maneta es tan sencilla y la suavidad es tal que el muelle cierrapuertas exige un ajuste mucho más inferior que con otras cerraduras. Algo similar ocurre con los motores de puertas automáticas, a los que se le exige muchísimo menos a la hora de abrir y cerrar.

Eso impacta significativamente en la experiencia completa de abrir y cerrar el portal. La persona con movilidad reducida no solo debe recorrer con su mano muy pocos grados, sino que tirar de la puerta para salir de la finca también supondrá un esfuerzo mucho menor. Lo mismo ocurre al ingresar. Deberá ejercer menos fuerza a la hora de vencer la resistencia que ofrece el muelle cierrapuertas (haz clic aquí y descubre cómo OHMblue mejora la funcionalidad del muelle cierrapuertas).

La cerradura ideal para personas con movilidad reducida ofrece seguridad antiemergencias y antirobos (sin echar la llave)

OHMblue brinda la tranquilidad de que la puerta se cerrará siempre detrás de quien la utilice y que, una vez el marco haya entrado en contacto con el pestillo fijo, 12 milímetros de acero reforzado los estarán protegiendo de cualquier intruso. Lo más importante es que, para que eso suceda, no es necesario que alguien eche la llave: basta con soltar la puerta.

OHMblue es también la tranquilidad de sentir que, frente a una emergencia, es posible salir sin bloqueos de por medio: desde el interior, un leve giro de la maneta es suficiente para habilitar la vía de escape.

¿Qué opinas? ¿Recomendarías OHMblue a tus clientes con movilidad reducida?

Categorías:

Entradas relacionadas:

Cerraduras de seguridad para puertas

Cerradura anti okupa: clave para alejar a los okupas

Cerraduras para puertas

¿Quieres instalar OHMblue?