...

LOS TRES PROBLEMAS DE LA COMUNIDAD QUE PUEDES RESOLVER CON OHMBLUE

Sabemos que, como administrador de fincas, velas por la tranquilidad y armonía en la comunidad. Como bien sabes, uno de los principales problemas de una comunidad es la falta de entendimiento entre vecinos. En este artículo te mostramos cómo OHMblue contribuye a solucionar algunos de los problemas de la comunidad que alteran la armonía.

¡Adiós a las puertas a medio cerrar!

¿Cuántas veces una puerta principal abierta es motivo de discusión entre vecinos? Sí, puede deberse a un descuido humano, porque nadie se aseguró de que haya cerrado correctamente. Pero no es el único motivo.

Una posible solución para evitar descuidos es confiar en dispositivos que garanticen el cierre, como en el caso de los muelles cierrapuertas. Sin embargo, éstos requieren un ajuste perfecto: ni muy suave (para evitar esos molestos portazos) ni muy ajustado (lo que se traduce en una puerta que no cierra por sí misma). Y el problema sigue allí.

¿La solución? OHMblue. La cerradura de última generación es el complemento ideal para las puertas del portal. Principalmente por su aporte más valioso: la garantía de cierre. Su diseño innovador garantiza una puerta siempre cerrada, incluso cuando muy pocos grados separan a la puerta del marco. ¡Olvídate de las puertas a medio cerrar! Con OHMblue, la comunidad no solo podrá disfrutar de un cierre seguro. También podrán sentir la tranquilidad de contar con una puerta que, desde el exterior, ofrece toda la solidez del acero reforzado y del bloque avanzado, y desde el interior, es una vía de escape habilitada frente a cualquier emergencia. Función antirrobos y antipánico juntas.

Sin dejar a nadie afuera

OHMblue es ideal para todos los vecinos. Especialmente para aquellos que tienen movilidad reducida, dolores articulares o debilidad. La cerradura de última generación dispone de un mecanismo electromecánico que hace la vida más fácil a toda la comunidad:

–      Fácil apertura: desde el interior, un suave giro de solo 28 grados es suficiente para tirar de la puerta para salir de la finca. Además, su garantía de cierre permite un ajuste menor del muelle cierrapuertas, lo que reduce es esfuerzo necesario para vencer la resistencia que ofrece el muelle cierrapuertas.

–      Cierre seguro: soltar la puerta alcanza para garantizar el cierre, aunque muy pocos grados separen a la puerta del marco. La puerta cierra siempre, como si estuviera cerrada con llave, sin que nadie haya tenido que ocuparse de ello.

¡Olvídate de ese molesto portazo!

Es imposible culpar a esos vecinos que se quejan de los ruidos molestos. De por sí, nuestro país es muy ruidoso y eso también hace eco en los problemas de la comunidad. ¿No vale la pena reducir los ruidos molestos al mínimo en nuestros hogares? Los portazos son uno de los ruidos que más estresan a los vecinos y una de las principales demandas que se hacen en las juntas.  Una solución posible, como explicábamos más arriba, es instalar un muelle cierrapuertas y calibrarlo en el punto justo: lo suficientemente débil como para garantizar el cierre y lo suficientemente ajustado como para evitar los portazos molestos.

OHMblue es el complemento ideal para los muelles cierrapuertas porque puedes estar tranquilo de que la puerta ¡cerrara siempre! No importa como de ajustado este el muelle cierrapuertas.

¿Qué opinas? ¿Recomendarías OHMblue a tus clientes?

Categorías:

Entradas relacionadas:

Cerraduras de seguridad para puertas

Cerradura anti okupa: clave para alejar a los okupas

Cerraduras para puertas

¿Quieres instalar OHMblue?